El sofá es uno de los objetos centrales de un salón, donde podemos recibir una visita o tener un momento relajante al final del día. Y es que un sofá no es solamente un asiento, sino también un rincón para leer, una sala de cine, o hasta una cama improvisada donde disfrutar de una placentera siesta. Incluso, en algunos casos, pasaremos momentos únicos en él, y se convertirá en protagonista de nuestras vidas.

Además, este objeto imprescindible en una vivienda, por lo general es lo primero que se ve al pasar a una sala de estar o zona común, dado que por su tamaño destaca entre todos los demás.

Por todo ello, es también propenso a tener accidentes: que se nos derrame un líquido, yogourt, salsas, o que se manche de cualquier otra manera. Pero si esto ocurre, no te preocupes, ya que a continuación te explicamos varios trucos y maneras que puedes poner en práctica para mantener siempre tu sofá como nuevo.

Cómo limpiar un sofá

El polvo es un factor a tener en cuenta en todas las casas, y al ser un sofá normalmente un objeto grande, debemos prestarle especial atención. Para limpiar el polvo, te recomendamos utilizar un aspirador, y al usarlo de forma regular, evitaremos el almacenamiento de estas partículas. Asimismo, si tienes mascota en casa, te facilitará la recogida los pelos que haya podido dejar sobre él. Por otra parte, una funda protectora nos ayudará a mantenerlo en mejor estado con el paso del tiempo.

Pero y si hay algún accidente con comida o bebida de por medio, ¿cómo puedo quitar una mancha?

Si el sofá es de tela, es aconsejable utilizar una mezcla de jabón para la ropa con dilución en agua, y con una esponja húmeda, frotar ligeramente sobre la mancha. Se recomienda hacerlo en movimientos circulares de adentro hacia fuera, y después dejar secar por sí solo.

También se puede limpiar con un cepillo, si este es de cerdas blancas, ya que de lo contrario puedes causar daños y malformaciones en el tejido. Debes frotar con suavidad para no desgastar la zona.

Productos con los que se puede limpiar tu sofá

Solo si tu sofá o tapiceria no se puede mojar. Son trucos caseros, de esos tradicionales de las abuelas. Te dejamos dos de los más habituales:

  • Humedece un trapo pequeño con agua oxigenada o alcohol, y limpia de manera rápida la mancha sin mojar mucho la superficie.
  • Coloca un poco de bicarbonato de sodio sobre el sofá y déjalo actuar por unos minutos. Luego, aspira la superficie.

Puedes repetir estos procesos cada 15 días para mantener el sofá limpio y en buen estado .

Errores más comunes al limpiar un sofá

  • Limpiarlos con toallas húmedas para bebé.
  • Uso excesivo de limpiadores químicos.
  • Utilización de abrillantadores. Está comprobado que muchos de ellos no funcionan en realidad.
  • Usar agua de amoniaco.
  • Usar aceites.

Es muy importante saber cuál es la mancha que quieres eliminar, y debes tener también en cuenta que los sofás están fabricados de materiales muy diferentes, y en cada uno de ellos puede funcionar mejor una u otra manera de limpiar. Para que te hagas una idea, incluso a veces los trucos de nuestras abuelas lo que pueden hacer es empeorar la mancha, puesto que los muebles y los tejidos van cambiando con el paso de los años.

Pero si lo que quieres es un acabado profesional y alejarte de remedios caseros podemos estar tranquilos, ya que con lo que te vamos a recomendar a continuación, , se trata de un limpiador que no solo te ayudará con el sofá, sino también a limpiar tus alfombras y moquetas, la tapicería de los coches, la moqueta de los aviones, las cortinas, los tejidos de lana, y en definitiva, productos de cualquier naturaleza con materiales naturales o sintéticos.

TAPIX es un producto creado para limpiar moquetas, alfombras, sofas, asientos y cualquier tipo de tapiceria . Eliminando acaros y hongos.

TAPIX al contar con una mezcla de detergentes amoniacos sintéticos y estabilizadores de espuma, dos agentes claves que son mezclados en una base estable de agua.

Gracias a la espuma, se puede penetrar hasta las fibras más profundas, y además de airearlas, emulsiona la suciedad y logra extraerla. Este producto es capaz de eliminar hasta moho, que muchas veces no podemos apreciarlo a simple vista.

Por otro lado, este producto, aparte de limpiar tus objetos, le devuelve el color y la suavidad original sin alterar ninguna superficie. No es inflamable, y elimina de manera inmediata la electricidad estática durante un largo tiempo.

¿Cómo se utiliza TAPIX?

Existen dos maneras de uso:

  • Uso manual. En un cubo con agua, debemos diluir medio litro de producto y agitarlo hasta obtener una buena espuma. Después, podemos utilizar una esponja o cepillo con cerdas suaves, y aplicarlo sobre la superficie frotando ligeramente para luego dejarlo secar. Este producto no necesita aclarado, lo que te llevará menos tiempo limpiando. Para recoger la espuma seca junto con los residuos, necesitaremos aclarar la esponja o cepillo utilizado, y pasarlos sobre estos. También podemos hacer uso del aspirador para un mejor resultado.
  • Con máquina. Necesitaremos más cantidad de agua, diluir el producto en ella, y repetir el proceso anterior, dejando secar la aplicación y recogiendo seguidamente los residuos. En este caso, se recomienda leer las instrucciones de la máquina. 

Gracias a la formulación adecuada . Sin duda alguna, te recomendamos este producto para darle vida a tu sofá.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
× ¿Cómo puedo ayudarte?